Cómo mejorar tu lectura en inglés con lecturas graduadas

mejorar lectura ingles lecturas graduadas juan xxiii zaidin squashed

Explorar el vasto universo de la lectura en inglés puede ser una aventura fascinante, repleta de conocimientos y deleites que aguardan en cada página. En el Colegio Juan XXIII Zaidín sabemos que es crucial fortalecer la comprensión lectora en inglés, un idioma tan presente en nuestras vidas. Por ello, queremos ayudarte ofreciéndote una serie de estrategias probadas que te ayudarán a mejorar tu lectura en inglés, independientemente de tu nivel actual. Las lecturas graduadas son la clave para progresar de forma constante y segura, permitiéndote disfrutar del proceso de aprendizaje mientras enriqueces tu vocabulario y afinas tu dominio del idioma. Si quieres aprender inglés de forma efectiva y disfrutar cada momento del proceso, sigue leyendo para descubrir cómo transformar tu habilidad lectora y abrirte a un mundo de posibilidades ilimitadas.


Tabla de contenidos


Importancia de la lectura para mejorar tu nivel de inglés

La habilidad de leer en inglés es una de las herramientas más valiosas para cualquier estudiante del idioma. No solo enriquece el vocabulario y ayuda a mejorar la comprensión lectora, sino que también brinda un profundo entendimiento cultural y contextual que trasciende la simple memorización de palabras y frases. Entre otras cosas, leer en inglés: 

  • Amplía el vocabulario: La lectura expone a una gran cantidad de palabras y expresiones, facilitando el aprendizaje de nuevo vocabulario en contextos reales.
  • Refuerza la gramática: Al leer, observamos la gramática en acción, lo cual ayuda a asimilar estructuras y patrones lingüísticos sin esfuerzo.
  • Mejora la pronunciación y la fluidez: Leer en voz alta permite practicar la pronunciación y entonación, esenciales para la fluidez en la conversación.
  • Aumenta la comprensión lectora: Con cada texto que leemos, mejoramos nuestra capacidad para entender la idea general y los detalles específicos.
  • Fomenta el pensamiento crítico: Analizar y reflexionar sobre lo leído desarrolla habilidades analíticas y de comprensión crítica.
  • Proporciona conocimiento cultural: Los textos ofrecen perspectivas culturales que enriquecen el entendimiento global y la empatía hacia otras culturas.
  • Ofrece entretenimiento y placer: La lectura es una actividad gratificante que puede convertirse en un hobby, motivando la práctica regular del inglés.

Leer es, sin duda, una forma dinámica y atractiva de mejorar tu nivel de inglés. Al sumergirte en variados textos, no solo construyes una base lingüística más sólida, sino que también cultivas una relación más cercana y personal con el idioma. Así, la lectura se convierte en un pilar esencial de tu aprendizaje, proporcionando una base sobre la cual puedes construir todas tus habilidades en inglés.

20 consejos para mejorar tu lectura en inglés

Mejorar la lectura en inglés puede parecer un desafío, pero con las estrategias adecuadas, el progreso está al alcance de todos. Desde estudiantes principiantes hasta aquellos que buscan perfeccionar su fluidez, los consejos que vamos a compartir son esenciales para cualquier persona que quiera mejorar su comprensión lectora en inglés. Aquí encontrarás una serie de consejos prácticos y fáciles de implementar que te ayudarán a leer textos en inglés con mayor confianza y comprensión. Y sin más preámbulos, descubramos juntos cómo potenciar esta habilidad tan importante.

1. Establece objetivos de lectura

Fijar metas claras es el primer paso para mejorar tu lectura en inglés. Decide qué quieres lograr con tu práctica lectora: ¿Quieres aumentar tu velocidad de lectura, comprender textos más complejos o aprender vocabulario específico de un campo? Sea cual sea tu objetivo, asegúrate de que sea específico, medible y realista. Por ejemplo, podrías proponerte leer un libro en inglés de nivel adecuado para ti cada mes o aprender 10 nuevas palabras con cada sesión de lectura. Estos objetivos concretos te proporcionarán una dirección y te motivarán a comprometerte con tu mejora continua.

2. Integra la lectura en tu rutina diaria

Para ver una mejora significativa en tu lectura en inglés, es esencial que la conviertas en una parte habitual de tu vida cotidiana. No es necesario que dediques horas cada día; incluso 15 a 20 minutos pueden marcar una gran diferencia. Puedes leer durante el desayuno, en el transporte público o antes de dormir, lo importante es que sea un momento que puedas mantener de manera consistente. Por ejemplo, si tomas café todas las mañanas, aprovecha ese tiempo para leer un artículo en inglés o un capítulo de un libro. Al integrar la lectura en tu rutina diaria, no solo mejorarás tu habilidad lectora, sino que también fortalecerás tu disciplina y disfrutarás de un aprendizaje constante.

3. Selecciona textos por nivel de dificultad

Es crucial que elijas textos que se alineen con tu nivel actual de inglés para evitar la frustración y fomentar un aprendizaje progresivo. Si eres principiante, comienza con textos cortos y simples, como libros infantiles o artículos básicos. A medida que tu confianza crezca, aumenta gradualmente la complejidad de los materiales. Sitios web como Oxford Owl ofrecen una variedad de libros gratuitos clasificados por edad y nivel de habilidad, lo cual puede ser un buen punto de partida. Para los lectores más avanzados, las novelas de nivel intermedio o los periódicos en inglés pueden ser más apropiados. Como propuso Stephen D. Krashen en su famoso libro Principles and Practice in Second Language Acquisition, el objetivo es desafiarte lo suficiente para aprender, sin sentirte abrumado, es decir input + 1. El concepto de «input + 1» propuesto por este famoso autor supone que para que ocurra un aprendizaje significativo de un idioma, el material de entrada (input, en este caso el material de lectura) debe estar ligeramente por encima del nivel actual de competencia lingüística del lector (tú), de ahí el «+1». Esto significa que lo que leas debe ser desafiante pero aún comprensible para ti. De esta forma, se fomenta el desarrollo lingüístico de manera natural.

4. Varía temas y géneros literarios

La variedad es la sal de la vida y esto también aplica a la lectura en inglés. Al diversificar los temas y géneros, no solo mantendrás tu interés vivo, sino que también te expondrás a un rango más amplio de vocabulario y expresiones. Si disfrutas de la ficción, alterna entre ciencia ficción, misterio y romance. Si prefieres la no ficción, alterna entre historia, ciencia y biografías. La revista National Geographic, por ejemplo, ofrece artículos sobre diferentes partes del mundo y fenómenos naturales, perfectos para aquellos interesados en la cultura y la ciencia. Diversificar tu lectura conlleva beneficios comprobados: según varios estudios, la exposición a diferentes estilos y estructuras de texto mejora la adaptabilidad y comprensión lectora.

5. Comienza con lecturas entretenidas

Iniciar tu aventura lectora en inglés con textos que encuentres entretenidos hará que el proceso sea mucho más agradable y sostenible a largo plazo. Elige libros o artículos que coincidan con tus pasatiempos o intereses personales. ¿Te apasionan los deportes? Lee la sección deportiva de un periódico en inglés. ¿Eres fanático de la cocina? Prueba con blogs de recetas o libros de chefs reconocidos. Según un estudio de la Universidad de Sussex, la lectura puede reducir el estrés hasta en un 68%, y es más probable que relajes y continúes leyendo si el contenido te resulta atractivo. Por lo tanto, al leer algo que te divierte, no solo estás aprendiendo inglés, sino también cuidando de tu bienestar.

6. Aplica técnicas de lectura activa

La lectura activa transforma la forma en que interactúas con el texto, convirtiéndote de un lector pasivo a uno activamente involucrado en el aprendizaje. Esto significa hacer preguntas mientras lees, resumir pasajes en tus propias palabras, y predecir lo que sucederá a continuación. Por ejemplo, podrías empezar con el título y anticipar el contenido del texto, luego, mientras lees, hacer una pausa tras cada párrafo para resumir lo que has comprendido. Según estudios de estrategias de comprensión lectora, como los realizados por la National Reading Panel, estas técnicas mejoran la retención y la comprensión del texto. Al aplicar la lectura activa, no solo mejoras tu comprensión en inglés, sino que también desarrollas habilidades críticas de pensamiento.

7. Deduce significados por contexto

Una de las habilidades más valiosas al leer en inglés es la capacidad de inferir el significado de palabras nuevas a partir del contexto. Esto te permite mantener el flujo de la lectura sin detenerte a buscar cada término desconocido. Presta atención a las pistas que te da el texto: las palabras circundantes, la estructura de las frases y los posibles sinónimos. Por ejemplo, si tropiezas con la palabra «dilapidated» en una descripción de una casa y notas palabras como «old», «broken» y «abandoned» cerca, puedes suponer que se refiere a algo en mal estado. Un estudio de la Universidad de Michigan sugiere que los estudiantes que practican la deducción de significados en contexto tienden a tener un mejor vocabulario que aquellos que siempre recurren al diccionario. Al mejorar esta habilidad, no solo enriqueces tu vocabulario, sino que también ganas autonomía en tu aprendizaje del inglés.

8. Piensa en inglés, no traduzcas

Desarrollar la capacidad de pensar en inglés es un cambio de juego al leer textos en este idioma. Traducir constantemente en tu cabeza puede ralentizar tu velocidad de lectura y afectar la comprensión. En lugar de convertir las palabras inglesas a tu lengua materna, trata de visualizar los conceptos e imaginar las situaciones descritas directamente en inglés. Por ejemplo, si lees la palabra «rainforest», imagina los árboles frondosos y la vida silvestre en lugar de la palabra equivalente en tu idioma. Según un estudio publicado en el «International Journal of Bilingual Education and Bilingualism», aquellos que piensan en un segundo idioma tienen una mejor fluidez y comprensión lectora. Este enfoque te permitirá leer más naturalmente y mejorar tu comprensión lectora en inglés.

9. Consulta el diccionario, pero con mesura

Usar un diccionario puede ser una herramienta valiosa para aprender inglés, pero es importante no depender excesivamente de él. Si interrumpes tu lectura cada vez que encuentras una palabra desconocida, puedes perder el hilo del texto y tu interés en la lectura. En lugar de eso, marca las palabras desconocidas y continúa leyendo para obtener la idea general. Luego, puedes volver a estas palabras y usar el diccionario para comprender su significado y cómo encajan en el contexto. La Universidad of Oxford recomienda este enfoque diferido, ya que ayuda a mejorar la retención de vocabulario y a mantener el flujo y disfrute de la lectura. El equilibrio es clave: el diccionario es tu aliado, pero tu objetivo es llegar a un punto en el que cada vez lo necesites menos.

10. Crea un registro de nuevo vocabulario

Aunque abusar del diccionario no es una buena idea, construir tu propio registro personal de nuevo vocabulario es una técnica efectiva para mejorar tu lectura en inglés. Cada vez que encuentres una palabra o expresión desconocida, anótala en un cuaderno o una app de notas en tu móvil, junto con su significado y un ejemplo de cómo se usa en una oración. Esta práctica no solo te ayudará a recordar nuevas palabras, sino que también te permitirá ver tu progreso a lo largo del tiempo. Por ejemplo, podrías organizar tu vocabulario por temas, como «negocios» o «viajes», para facilitar la revisión y el refuerzo. Investigaciones en el campo de la adquisición de segundas lenguas siempre sugieren que este método de aprendizaje activo aumenta la retención y el uso efectivo del vocabulario. Al revisar y practicar regularmente estas palabras, mejorarás tu habilidad para leer y comprender textos en inglés más complejos.

11. Enfócate en la comprensión global

Al leer en inglés, es más importante captar la idea general del texto que entender cada palabra individual. Antes de sumergirte en detalles, intenta obtener una visión general del contenido. Lee el texto rápidamente la primera vez, prestando atención a las palabras clave y a la estructura de las oraciones para comprender el mensaje principal. Por ejemplo, si estás leyendo una noticia, enfócate en quién, qué, cuándo, dónde y por qué. Esta estrategia de lectura, conocida como lectura extensiva, es efectiva para mejorar la fluidez y la comprensión global, ya que permite al lector absorber y procesar la información más rápidamente. Al practicar la lectura para obtener el sentido general, estarás desarrollando una habilidad crucial para manejarte con soltura en el idioma inglés.

12. Realiza lecturas repetidas

La repetición es una herramienta poderosa en el proceso de aprendizaje, y esto también se aplica a la lectura en inglés. Al leer un texto por segunda o tercera vez, no solo reforzarás tu entendimiento de las palabras y frases, sino que también podrás captar detalles y matices que podrías haber pasado por alto la primera vez. Puede ser útil comenzar con textos breves, como artículos o cuentos cortos, y leerlos varias veces, cada una con un enfoque diferente: primero para el significado general, luego para el vocabulario y finalmente para las estructuras gramaticales. Según un estudio publicado en el «Journal of Educational Psychology», la lectura repetida incrementa la comprensión y la fluidez. Con cada lectura, fortaleces tu comprensión y te vuelves más adept@ a navegar por el idioma con confianza.

13. Practica la lectura veloz y el escaneo

Mejorar tu velocidad de lectura y aprender a escanear son habilidades cruciales para manejar grandes volúmenes de texto en inglés con eficacia. La lectura veloz te permite captar rápidamente la esencia de un texto, mientras que el escaneo es útil para encontrar información específica sin leer todo el contenido. Practica leyendo párrafos o páginas enteras con el objetivo de aumentar tu velocidad gradualmente, y cuando necesites encontrar datos concretos, desliza la vista rápidamente sobre el texto en busca de palabras clave o números. Estas técnicas no solo ahorran tiempo, sino que también pueden mejorar la comprensión general al forzar al cerebro a concentrarse en los elementos más importantes del texto. Con dedicación, pronto podrás leer y comprender textos en inglés más rápidamente y con mayor precisión. Y si estás pensando hacer exámenes oficiales de inglés, como los exámenes de Cambridge, estas técnicas de lectura serán esenciales para aprobar el Reading. 

14. Realiza ejercicios de comprensión

La práctica regular de ejercicios de comprensión lectora es una técnica efectiva para mejorar tu habilidad para entender textos en inglés. Estos ejercicios suelen incluir preguntas sobre el contenido, el vocabulario y las ideas principales que te obligan a reflexionar sobre lo que has leído. Puedes encontrar muchos recursos en línea, como en la página de la BBC Learning English, que ofrecen actividades diseñadas para distintos niveles de habilidad. Al completar estos ejercicios, no solo evalúas tu comprensión del texto, sino que también identificas áreas que necesitas reforzar. Según investigaciones educativas, esta práctica consciente y dirigida facilita la retención de información y mejora las habilidades de análisis crítico, elementos fundamentales para dominar la lectura en inglés.

15. Participa en un club de lectura

Tal y como contábamos en nuestro artículo sobre mejorar la lectura en Primaria, unirse a un club de lectura en inglés puede ser tremendamente beneficioso para reforzar tus habilidades de comprensión y disfrutar de la experiencia social del aprendizaje. En estas reuniones, tendrás la oportunidad de comentar libros y compartir interpretaciones, lo que te empuja a pensar más profundamente sobre el texto y a expresar tus ideas claramente. Además, escucharás diferentes puntos de vista que pueden enriquecer tu propio entendimiento. Muchas bibliotecas y librerías ofrecen clubes de lectura, y también hay opciones en línea como Goodreads, donde puedes unirte a grupos que se centran en géneros o temas específicos. Según varios estudios, la participación en clubes de lectura mejora la empatía y las habilidades sociales, mientras fomenta una actitud positiva hacia la lectura.

16. Analiza la gramática en contexto

Entender cómo funciona la gramática en inglés dentro de un texto real es fundamental para mejorar tu lectura y escritura en el idioma. Al leer, haz una pausa ocasional para analizar cómo se construyen las oraciones y cómo se relacionan las palabras entre sí. Por ejemplo, si ves la frase «The cat, which was hungry, meowed loudly,» puedes observar cómo se utiliza «which» para introducir una cláusula explicativa. Multitud de estudios y libros como el de Constance Weaver (Teaching Grammar in Context) muestran que estudiar y enseñar gramática en contexto es mucho más efectivo que memorizar reglas de manera aislada. Esta práctica te ayudará a internalizar patrones gramaticales y a aplicarlos de manera más natural en tu propia comunicación en inglés.

17. Formula y responde preguntas del texto

Desarrollar una actitud interrogativa mientras lees textos en inglés puede fortalecer significativamente tu comprensión lectora. Antes de comenzar a leer, formula preguntas basadas en el título o las primeras líneas del texto. Mientras lees, busca respuestas a esas preguntas y genera nuevas basadas en la información que vas descubriendo. Por ejemplo, si el título del artículo es «The Future of Renewable Energy», podrías preguntarte «¿Qué tipos de energías renovables se discutirán?» o «¿Cuáles son los desafíos actuales?». Esta técnica de auto-cuestionamiento mejora la retención de información y la comprensión profunda del material. Al convertir la lectura en un diálogo activo con el texto, te vuelves un lector más crítico y comprometido.

18. Sé constante en la práctica

Como se dice en inglés, «practice makes perfect». Es decir, la consistencia y la práctica son la clave en cualquier proceso de aprendizaje, y la lectura en inglés no es la excepción. Establecer y mantener una práctica regular te permitirá ver mejora continua en tu habilidad lectora. Comprométete a leer algo en inglés todos los días, ya sea un artículo de periódico, una entrada de blog, o unas páginas de un libro. Establece un horario fijo o asocia la lectura con otra actividad diaria para crear un hábito. Según investigaciones en psicología del aprendizaje, como las realizadas por la Dra. Wendy Wood de la Universidad de Southern California, los hábitos formados por la consistencia son más propensos a ser duraderos y menos dependientes de la motivación. Al hacer de la lectura una parte integral de tu rutina, solidificarás tu comprensión y disfrutarás de los frutos de tu disciplina.

19. Escoge lecturas graduadas para progresar

La selección de lecturas graduadas, que son textos adaptados a diferentes niveles de habilidad en el idioma, es una forma eficaz de asegurar un progreso constante en tu comprensión lectora en inglés. Estos textos están diseñados para desafiarte ligeramente por encima de tu nivel actual, sin ser tan difíciles que resulten desalentadores (¿recuerdas lo de input+1 que vimos más arriba? Puedes encontrar una gran variedad de estas lecturas en editoriales especializadas como Oxford Bookworms, que categorizan sus libros por niveles, desde principiantes hasta avanzados. Este enfoque graduado proporciona una sensación de logro y te ayuda a conseguir la confianza que necesitas para ir mejorando en el idioma. Al escalar gradualmente la dificultad de las lecturas, incrementarás tu vocabulario y comprensión de manera efectiva y gratificante.

20. Enfréntate a palabras nuevas con curiosidad

Cuando te encuentres con palabras nuevas mientras lees en inglés, acógelas con curiosidad en lugar de verlas como obstáculos. Cada término desconocido es una oportunidad de ampliar tu vocabulario y profundizar en tu comprensión del idioma. Anótalas, investiga su significado y úsalas en tus propias oraciones para reforzar tu aprendizaje. Por ejemplo, si te topas con la palabra «serendipity», en lugar de pasarla por alto, podrías disfrutar descubriendo su interesante origen y usos. La curiosidad es un motor poderoso para el aprendizaje, ya que hace que el cerebro esté más receptivo para el aprendizaje y la retención de información. Al adoptar una actitud inquisitiva, transformarás cada lectura en una aventura lingüística y cultural.

Ventajas de utilizar lecturas graduadas para mejorar tu inglés

Las lecturas graduadas son una herramienta excepcional en el arsenal de cualquier estudiante de inglés, ofreciendo una ruta estructurada hacia la mejora de la comprensión lectora. A lo largo de este artículo, hemos explorado diversas estrategias para potenciar la lectura, y las lecturas graduadas son el complemento perfecto para poner en práctica esos consejos.

  • Progresión medible: Permiten seguir un camino claro de avance, con niveles claramente definidos.
  • Contenido adaptado: Presentan vocabulario y estructuras gramaticales acorde al nivel del lector.
  • Incremento de confianza: Al leer textos adecuados al nivel, se reduce la frustración y aumenta la autoestima.
  • Mejora continua: Cada libro leído prepara para el siguiente nivel de complejidad.
  • Refuerzo de estructuras gramaticales: Exponen al lector a la gramática en uso, reforzando el aprendizaje.
  • Vocabulario contextualizado: Introducen nuevo léxico en contextos significativos, facilitando la memorización.
  • Flexibilidad temática: Incluyen una variedad de géneros y temas, manteniendo el interés del lector.
  • Complementariedad con otras técnicas: Funcionan bien en combinación con otros métodos de aprendizaje.

Concluir tu jornada de lectura con materiales graduados es una manera inteligente y eficiente de construir una base sólida en inglés. Estos recursos están específicamente diseñados para alinearse con tu viaje de aprendizaje, asegurando que cada nuevo paso sea desafiante pero alcanzable. Las ventajas de las lecturas graduadas son claras y, al integrarlas en tu práctica regular, estarás dando pasos concretos hacia la fluidez en la lectura en inglés.

Nuestras lecturas graduadas favoritas

imagen de un ordenador con la web oxford graded readers

En el Juan XXIII Zaidín, reconocemos la importancia de fomentar el amor por la lectura y el aprendizaje del inglés en nuestros estudiantes. Por eso, recomendamos encarecidamente los Oxford Graded Readers, a todos los maestros y padres de alumnos. Aquí os contamos por qué a nuestros profes de inglés les encanta esta herramienta:

  1. Variedad y calidad: La colección de Oxford Graded Readers es excepcionalmente rica y variada. Con series como ‘Classic Tales’, ‘Dolphin Readers’, ‘Dominoes’, y ‘Oxford Bookworms Library’, ofrece una amplia gama de géneros y temas que captan el interés de todos los estudiantes. Desde cuentos clásicos hasta historias modernas, pasando por textos de no ficción, hay algo para cada gusto y nivel de habilidad.
  2. Aprendizaje integrado: Los Oxford Graded Readers no son solo libros, sino una experiencia de aprendizaje completa. Con recursos adicionales como glosarios en la página, actividades y audio dramatizado, los estudiantes mejoran su comprensión lectora y auditiva, enriqueciendo su vocabulario y su capacidad de expresión en inglés.
  3. Adaptabilidad al nivel del estudiante: Estos libros están clasificados por niveles, lo que nos permite seleccionar textos adecuados para los distintos niveles de habilidad de nuestros estudiantes. Esta personalización asegura que cada alumno se sienta desafiado pero no abrumado, facilitando un aprendizaje efectivo y agradable.
  4. Fomento de valores y habilidades transversales: Las colecciones como ‘Dolphin Readers’ presentan temas transversales que no solo enseñan inglés, sino que también inculcan valores sociales y hábitos saludables. Esto se alinea perfectamente con nuestra misión educativa de formar individuos íntegros y conscientes.
  5. Soporte para CLIL (Content and Language Integrated Learning): La serie ‘Oxford Read and Discover’ es ideal para integrar el aprendizaje de contenidos en otras materias con el aprendizaje del inglés, una estrategia educativa clave en nuestro centro.
  6. Transición suave y gradual en el aprendizaje de la lectura: Para los más pequeños, ‘Oxford Reading Tree’ facilita la transición de libros «decodificables» a cuentos completos, ayudando a desarrollar la confianza y las habilidades de lectura de forma gradual y efectiva.
  7. Literatura sin Adaptar: Con las ‘Ungraded Collections’, nuestros estudiantes avanzados tienen la oportunidad de enfrentarse a textos más desafiantes, incluyendo clásicos sin adaptar y literatura moderna, preparándolos para la lectura en inglés a nivel universitario.

En resumen, los Oxford Graded Readers son una herramienta educativa muy valiosa en nuestro centro. No solo mejoran las habilidades lingüísticas de nuestros estudiantes, sino que también enriquecen su desarrollo intelectual y personal. Estamos orgullosos de contar con estos recursos y emocionados por ver el continuo progreso de nuestros alumnos en su viaje de aprendizaje del inglés.

Y colorín colorado…

¡Y colorín, colorado, este cuento aún no ha acabado! Cada página que pasas, cada palabra nueva que descubres, cada estructura gramatical que comprendes te lleva un paso más cerca de tu objetivo de fluidez en inglés. Con paciencia, práctica y la guía de estos consejos, ahora tienes las herramientas para convertir la lectura en inglés en una parte gratificante y enriquecedora de tu vida. No hay final en el aprendizaje de un idioma, solo nuevos comienzos y oportunidades de crecimiento. Así que, desde nuestro colegio concertado en Granada, te animamos a que abras otro libro o te sumerjas en un nuevo artículo y sigas construyendo tu castillo de conocimiento en inglés, palabra a palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Copyright © Juan XXIII Zaidín
    Institución Juan XXIII Granada

    Descarga nuestro díptico informativo

    diptico informativo juan xxiii zaidin